Tarta de chocolate con queso

Tarta de chocolate con queso
Comparte esta receta

Mezclar la cremosidad del queso con la intensidad del chocolate es ir a por todas. Hemos visto tartas de queso y naranja, arándanos, frutas del bosque… Todas ellas son deliciosas, pero sin duda, la combinación más atrevida y sexi es la de este pastel que no dejará indiferente a nadie…

¿Sabías que en la antigua Grecia ya preparaban tartas de queso? La fabricación de queso se remonta al 2000 a. C., así que en la antigüedad lo usaban en muchas recetas. Sin embargo, eran tartas muy diferentes a las actuales, ya que no fue hasta el siglo XVIII cuando se incorpora el huevo a estos deliciosos dulces. La tarta de queso con chocolate es, quizás, una de las combinaciones más actuales. A mí me encanta, y también soy muy fan de otra que puedes encontrar en mi blog: Tarta de queso con naranja

En cuanto al tipo de queso que suele utilizarse en las cheesecakes, varía según donde nos encontremos. En Italia se usa requesón, en Alemaniay en el centro de Europa, lo normal es hacerla con queso quark, mientras que en el resto del mundo es muy común usar queso crema estilo philadelphia.

queso quark
El queso quark aporta mucha cremosidad a la tarta de chocolate con queso.

Ahora vamos a ver que necesitamos para hacer nuestra receta de tarta de chocolate con queso para un molde desmontable de unos 26 cms:

Para hacer la masa quebrada de chocolate:

  • 300 grs de harina de repostería
  • 16 grs de levadura en polvo
  • 40 grs de cacao en polvo
  • 1 huevo
  • 150 grs de mantequilla
  • 110 grs de azúcar
  • Una pizca de sal

Para la crema de queso:

  • 500 grs de queso quark
  • 4 huevos
  • 1 sobre de natillas en polvo
  • 150 grs de azúcar
  • 2 cucharadas de esencia de vainilla
  • 170 grs de mantequilla en punto de pomada
  • 5 onzas de chocolate de fundir para postres

chocolate de postre para derretir

¡Comencemos a hacer la tarta!

  1. Antes de nada, comenzamos a preparar la masa quebrada poniendo la mantequilla y el azúcar en un bol. Mezclar con unas varillas hasta obtener una fina crema.
  2. Añadir la sal y el huevo y mezclar otra vez. Tras esto, añadir una cucharada de agua, el cacao, la harina y comenzar a amasar con las manos. Debe quedar una masa que no se nos pegue. Si esto ocurre, añadir un poquito más de harina y terminar el amasado. Poner la masa en un tupper tapado en la nevera durante una hora. Ahora es el momento de encender el horno y precalentar a 180 grados.
  3. Seguidamente, poner todos los ingredientes de la crema de queso (excepto las onzas de chocolate para fundir) en el vaso de la batidora y batir hasta que la mezcla sea homogénea. Reservar.
  4. Transcurrida una hora, sacar la masa del frigo y poner sobre la encimera enharinada. Extender con la ayuda de un rodillo hasta que tenga un grosor de unos 4-5 mm. Luego, engrasar el molde y forrarlo con la masa.
  5. Poner a derretir las onzas de chocolate al baño maría, removiendo de vez en cuando.
  6. Remezclar la crema de queso antes de verterla en el molde forrado con la masa quebrada.
  7. Agregar el chocolate de postre fundido por encima. Extender con una paleta con cuidado de que quede en la superficie de la tarta. No se trata de mezclarla totalmente con la crema de queso.
  8. Hornear durante una hora. Finalmente, sacar y dejar enfriar un poco la tarta antes de desmoldarla.

Comparte esta receta


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad