Helado casero de chocolate

Helado casero de chocolate

No sé si hago bien escribiendo esta receta, porque tiene algo de peligroso aprender a preparar este manjar. Una vez que pruebas el helado casero, cualquier otro helado te parecerá peor. Aquí tú eliges el tipo y la pureza exacta del chocolate, así que es como personalizar al máximo tu ideal de helado…

Hacer helado casero de chocolate no es complicado, al contrario. Lo primero es comprar un chocolate de calidad. Yo busco que tenga al menos 70 % de cacao porque como luego vamos a mezclarlo, pierde intensidad. Si puedes conseguir chocolate belga, mejor que mejor, porque tiene gran cantidad de manteca de cacao y hace que el helado quede más cremoso. Como ves, soy muy fan del chocolate; puedes verlo en más recetas de mi blog como en mi:Crema de cacao y aguacate con nueces de macadamia

Otro ingrediente que puedes elegir a tu gusto para tu helado casero de chocolate es el tipo de grasa que vas a usar. Yo, en lugar de utilizar nata, lo hago con leche de coco y te aseguro que el resultado es delicioso, pero tú puedes hacerlo como prefieras, siempre que guardes las mismas proporciones.

trozo de helado casero de chocolate en plato
La leche de coco aporta gran cremosidad al helado.

Vamos con los ingredientes que vamos a necesitar para un buen tupper (de 6 a 8 raciones)  de helado casero de chocolate:

  • 500 grs de leche de coco fría
  • 100 grs de chocolate belga (u otro que te guste)
  • 60 grs de panela

Vas a ver que fácil es preparar este delicioso helado:

  1. Enfriar la leche de coco en la nevera. Una vez fría, separa la parte grasa del agua de coco y ponla en un bol.
  2. Trocea el chocolate y calienta la tercera parte de la leche de coco en un cazo a fuego bajo.
  3. Añade los trozos de chocolate a la crema de leche de coco templada y remueve con una paleta para que se vaya disolviendo. No dejar nunca que llegue a punto de ebullición. Una vez se haya mezclado perfectamente el chocolate y la nata del coco, dejar templar.
  4. Batir con una batidora de varilla el resto de la leche de coco durante unos 4 o 5 minutos. Veremos qué comienza a emulsionar y a volverse más cremosa.
  5. Mezclar todo, volviendo a batir con la varilla durante al menos 3 minutos más. Verter la mezcla en un tupper o recipiente metálico e introducir en el congelador durante varias horas.
  6. Servir en bolas con ayuda de una cuchara de hacer bolas de helado o servir en trozos, como más nos guste.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.