Receta pasta al pesto

Receta pasta al pesto

La cocina italiana se caracteriza por tener una gran cantidad de salsas para acompañar la pasta. De entre todas ellas, hoy hemos escogido esta salsa verde que enamora por su aspecto y también por su sabor. Su combinación de ingredientes es sencillamente irresistible.

El origen de esta receta de pasta al pesto está en la ciudad de Génova, a manos de los marineros del lugar. Su nombre «pesto» tiene que ver con el modo de preparación, ya que significa «aplastar», para lo cual usaban un mortero. Yo, en cambio, uso la batidora de mano, aunque sin llegar a batirlo muy finamente; me gusta que quede algún trocito para darle textura. Cuando preparo Pasta con atún y tomate también me gusta encontrarme trocitos de verdura en la salsa, es más divertido.

salsa al pesto cremosa

Otra cosa que hago cuando preparo esta salsa, es usar los frutos secos que tengo a mano. La receta original se hace con piñones y es exquisita. Sin embargo, no siempre tenemos piñones a mano porque son caros y porque no los encontramos en cualquier tienda. Por este motivo sustituyo este fruto seco por nuez o almendra que suelo tener en casa. Es verdad que el sabor no es el mismo, porque el piñón tiene un sabor muy peculiar, pero queda muy bueno también. Lo importante es guardar las proporciones de la receta.

albahaca en maceta
La albahaca puede cultivarse en macetas.

En cuanto a la pasta, yo he utilizado tagliatelle, pero puedes usar la que más te guste.

Los ingredientes que necesitamos para 4 platos de nuestra receta pasta al pesto son:

  • 350 grs de pasta tagliatelle (u otra)
  • 75 grs de piñones, nueces peladas o almendras tostadas
  • 1 o 2 dientes de ajo
  • 60 grs de parmesano (también puedes usar algún trozo de queso curado que tengas por el frigo)
  • 125 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Media cucharadita de pimienta negra molida (opcional)
  • Un buen manojo de albahaca fresca (dos tazas llenas de hojas)

El modo de preparación es muy sencillo:

  1. Lavar las hojas de albahaca y meter en el vaso de la batidora junto con los ajos, los frutos secos y una pizca de sal. Batir hasta que se haga una pasta, pero con grumos.
  2. Seguidamente, añadir el parmesano e ir añadiendo el aceite poco a poco, hasta que quede una salsa más o menos homogénea. Probar de sal y rectificar si es necesario.
  3. Cocer la pasta como indica el fabricante. Escurrir y reservar unos 50 ml del agua de la cocción.
  4. Poner a calentar una sartén a fuego medio y añadir un par de cucharadas de salsa pesto por cada ración de pasta que vayamos a servir. Añadir los 50 ml del agua de cocción de la pasta y remover durante un minuto.
  5. Por último añadir la pasta cocida, mezclar bien con la salsa y ya estará listo para emplatar.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.