pollo al horno a la cerveza (versión de luxe)

pollo al horno a la cerveza (versión de luxe)

El pollo tiene tantas maneras de hacerse que se podría escribir un blog entero solo con sus recetas. Creo que es de las carnes más versátiles que existen y que permite muchas combinaciones de ingredientes que sorprendentemente se adaptan muy bien a su sabor. Esta receta de pollo al horno a la cerveza es bastante original. Es una mezcla agridulce que a mí me gusta mucho y que se sale un poco del típico pollo a la cerveza que suele llevar únicamente patata, cebolla o zanahoria. Realmente la receta surgió porque siempre me quedan pasas, ciruelas y este tipo de cosas después de la navidad y como son muy poco perecederos los voy usando en diferentes platos tanto dulces como salados, así que se puede considerar una receta de aprovechamiento.

Lo más importante cuando preparamos un pollo al horno es que no nos quede seco. Para conseguir esto, además de elegir partes del pollo que sean menos secas, hay algún truco que ahora verás en el modo de preparación. Desde luego, con esta receta es prácticamente imposible que el pollo no te quede más que bueno y muy jugoso.

pollo al horno

La dificultad en esta receta reside en acordarte de precalentar el horno un rato antes.

Vamos a recopilar los ingredientes que vamos a necesitar para nuestra receta de pollo al horno a la cerveza versión de luxe para unas 4 personas (si sobra, ya tienes comida para otro día):

  • 4 piezas de pollo (muslo y contramuslo)
  • 1 cebolla
  • 50 grs de pasas de corinto
  • 100 grs de ciruelas pasas
  • 8 orejones de albaricoque
  • 1 lata de 33 cl de cerveza rubia suave
  • Una ramita de canela
  • 4 cucharadas de aceite de oliva

Pues ahora con todo esto, nos vamos para la cocina:

  1. En un cuenco grande, poner todas las frutas secas y cubrir con agua al menos 1 hora antes de empezar a cocinar.
  2. Poner el horno a precalentar a unos 220 grados.
  3. Poner tres cucharadas de aceite en la bandeja de horno que vayamos a usar y poner encima las piezas de pollo salpimentadas. Introducir en el horno y dejar 5 minutos a 220 grados. Esto hará que se cree una capa más dorada que protege el interior del pollo, de modo que queda más jugoso.
  4. Mientras, cortar la cebolla en juliana y sacar la fruta del agua, pero sin tirarla.
  5. Bajar la temperatura del horno a 200 grados, sacar la bandeja con cuidado de no quemarnos e incorporar la cebolla en juliana, las frutas ya hidratadas y la ramita de canela. Rociar con la cerveza. Hornear 20 minutos.
  6. Abrir el horno y rociar el pollo con 200 ml del agua que habíamos reservado de hidratar las frutas. Cerrar y dejar unos 20 minutos o un poco más, si te gusta más hecho. Más de 50 minutos no es aconsejable prolongar el horneado.

Notas

Como verás, este no es el típico pollo al horno a la cerveza, ya que le he añadido frutas deshidratadas, aunque luego la hidrato antes de cocinar, porque esto hace que quede mucho más tierna. Si a ti no te gusta, puedes adaptar la receta y prepararla con zanahoria y patata. Para ello deberás incorporarlas desde el principio al igual que el pollo, para que dé tiempo a que se pongan blanditas. Es muy importante que no cortes las patatas muy gruesas por el mismo motivo.

La ramita de canela es herencia de la cocina andalusí y me gusta en combinación con las frutas, pero si no te gusta puedes prescindir de ella y poner por ejemplo un poco de jengibre rallado a tu pollo.

Hasta aquí este post que espero que te haya gustado y como siempre, te dejo con otra receta que creo que te va a encantar:Alitas de pollo con miel al horno



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.