Alitas de pollo con miel al horno

Alitas de pollo con miel al horno

Estas alitas de pollo con miel al horno es una receta con toques orientales. La comida china se encuentra entre mis favoritas junto con la cocina mediterránea y la japonesa, aunque no la descubrí realmente hasta que viví en Londres, hace ya algunos años. Alguna vez había ido a algún restaurante chino en mi ciudad, pero los sabores me parecían demasiado dulzones y sobrecargados, si bien es verdad que ya encontré cierto encanto en su manera de combinar los ingredientes.

Sin embargo, en Londres descubrí otro tipo de comida china mucho más sutil y curiosamente muy diferente a la que había probado en España. La explicación que encontré cuando pregunté a un amigo chino cuyos padres tenían un restaurante en Sevilla es que suelen adaptar su comida acorde con el país donde estén, y este es el motivo de la diferencia.

La Gastronomía de Asia es muy compleja y utiliza ingredientes que hace unos años ni siquiera habíamos oído y que hoy forman parte de nuestra despensa. Soja, jengibre, wakame, vinagre de arroz… me gusta mucho utilizar estos ingredientes en recetas de toda la vida, pero sin que pierdan su esencia, manteniendo un equilibrio entre lo tradicional y lo innovador.

Esta receta me recuerda a un pollo con miel y limón que solía preparar mi madre. En lugar de Limón he usado el jengibre que tiene también un toque cítrico pero ligeramente picante. La soja viene a intensificar el sabor de cualquier plato y viene a ser como la pastilla de caldo concentrado que usaba ella. La verdad es que la melosidad es la misma en las dos opciones y eso es lo que más me gusta de estas alitas de pollo con miel.

Dificultad

Saber encender el horno y poco más.

Los ingredientes que vamos a necesitar para una fuente de alitas de pollo con miel al horno son:

  • Una bandeja de alitas de pollo
  • 125 ml de vinagre de arroz (si no tienes, usa de manzana o vino)
  • 125 ml de salsa de soja
  • Media cucharadita de jengibre en polvo
  • Aceite de girasol
  • 3 cucharadas de miel
  • Un poco de harina para rebozar
  • Semillas de sésamo

La preparación para estas alitas es la siguiente:

  1. Mezclar en un recipiente el vinagre y la soja. Limpiar las alitas y ponerlas a macerar un par de horas en este líquido. Transcurridas las dos horas, escurrir y poner en papel absorbente.
  2. Poner en una sartén el aceite a calentar.
  3. Pasar las alitas escurridas y secas por la harina y freír a fuego fuerte un par de minutos. Sacar y reservar.
  4. Mezclar 100 ml de la maceración con la miel y añadir el jengibre en polvo. Si es necesario calentar un poco para que la miel quede integrada.
  5. Poner las alitas en la bandeja del horno y rociar con la mezcla.
  6. Precalentar el horno a 180 grados e introducir las alitas. Hornear unos 10 minutos.
  7. Servir con semillas de sésamo por encima.

Gracias por leer mi receta y espero que te guste mucho el resultado si decides prepararla. Si quieres otra idea de receta quizás te gusten mis Albóndigas con salsa de almendras


Recetas relacionadas

Salmorejo cremoso dos en uno (apto para celíacos)

Salmorejo cremoso dos en uno (apto para celíacos)

Preparar un salmorejo cremoso no es difícil, pero no todos lo consiguen. De hecho creo que si lo consiguieran lo harían más a menudo, porque un salmorejo bien hecho es uno de los platos de verano más deliciosos que puedas tomar. Pero hay un pequeño […]

Albóndigas con tomate receta

Albóndigas con tomate receta

La receta de albóndigas con tomate más deliciosa que he comido nunca las probé por primera vez en un bar de comida casera de un pueblo al que iba de pequeña. Recuerdo la cara sonrosada y sonriente de la señora que las guisaba. Era la […]



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *