Pimientos del piquillo rellenos de gambas

Pimientos del piquillo rellenos de gambas

Algunas recetas están en nuestras vidas desde siempre. Tradiciones familiares de preparar ciertos platos en ocasiones especiales como fiestas, navidades y celebraciones en general. Es el caso de los pimientos del piquillo rellenos de gambas. Tienen ese halo de comida de lujo que los hace irresistibles y, sin embargo, no son nada difíciles de preparar.

Existen numerosas recetas de pimientos rellenos. Es muy común rellenarlos de diferentes ingredientes: carne picada, bacalao, verduras e incluso arroz, como hacen en Grecia. Para estas recetas se utilizan diferentes variedades de pimientos. Tenemos pimientos carnosos y grandes, otros más pequeños y alargados. Verdes, rojos, amarillos… Este último tiene un sabor más dulzón. Yo lo uso en algunos platos como por ejemplo en mis Alubias blancas con almejas estilo sur

Pimientos rojos y verdes

Sin embargo, en España, a la hora de rellenar, tenemos preferencia por un tipo de pimiento que, por la consistencia de su carne, su tamaño y su sabor, es ideal para este tipo de recetas. Es el famoso pimiento del piquillo

Se pueden encontrar frescos en algunos establecimientos especializados, pero hay diferentes marcas que los vendes asados y pelados. Yo los utilizo de este modo y así ahorro tiempo y electricidad. Dan muy buen resultado y en una receta tan elaborada no notarás la diferencia.

Ahora, vamos a ver que más ingredientes necesitamos para unas 12 unidades de pimientos del piquillo rellenos de gambas:

  • 12 pimientos del piquillo asados
  • 400 grs de gambas
  • 2 puerros
  • 2 cucharadas de salsa de tomate casera
  • 4 cucharadas de aceite de oliva suave
  • 500 ml de leche entera
  • Una cucharada pequeña de nuez moscada en polvo
  • Media cucharada de pimienta negra molida
  • 40 grs de harina
  • 250 grs de queso para gratinar (mezcla de enmental y mozzarella)

Vamos a comenzar a preparar nuestra receta:

  1. Pelar las gambas frescas, eliminar la tira negra del lomo. Trocearlas en tres partes cada una o en dos si son más pequeñas. Reservar.
  2. Limpiar y picar finamente el puerro.
  3. Poner el aceite de oliva a calentar en una sartén amplia.
  4. Añadir el puerro a la sartén y sofreír a fuego suave durante unos cuatro minutos, hasta que vaya quedando transparente.
  5. A continuación, añadir las gambas troceadas y sofreír un par de minutos más. Añadir la pimienta negra molida.
  6. Incorporar la salsa casera de tomate y remover durante un minuto para integrar bien al sofrito.
  7. Después de esto, es el momento de añadir la harina y rehogarla un par de minutos sin que se nos queme. Removemos con una paleta o cucharón de madera para evitarlo.
  8. Templar la leche en el microondas si está muy fría y seguidamente, añadirla poco a poco a la sartén mientras realizamos movimientos envolventes. Después, añadir una cucharada pequeña de nuez moscada en polvo y la misma cantidad de sal fina. La bechamel debe cocinarse bien para que no sepa a harina. Al menos debe cocer de 8 a 10 minutos. Una vez hecha, pondremos este relleno en una fuente a enfriar.
  9. Una vez la masa o relleno se haya enfriado, enjuagar los pimientos del piquillo y escurrirlos. Rellenar con nuestra bechamel de gambas de manera generosa. Si te sobra masa, puedes guardarla para hacer unas croquetas de gambas con ella.
  10. Por último, poner tres pimientos por persona en cuencos aptos para horno y cubrir con el queso. Gratinar hasta que el queso quede derretido y algo dorado.

 



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.