Alcachofa en salsa verde

Alcachofa en salsa verde

La alcachofa es un alimento muy peculiar, es la flor del cardo y es muy apreciada en la cocina mediterránea. Hay muchos modos de prepararlas, ya que es un alimento muy versátil. Rellenas, en parrillada, guisadas o en salsa, como la receta que nos ocupa hoy, es toda una delicia que no te debes perder.

Como suele decirse, al césar lo que es del césar y si tenemos que agradecer la alcachofa en salsa verde a alguien, es a los vascos. Ellos inventaron esta salsa sencilla, pero muy sabrosa que cumple a la perfección la máxima de menos es más. No solo acompaña perfectamente a la alcachofa, también la podemos disfrutar en diferentes platos de pescado.

ajo y perejil para preparar la salsa verde
La salsa verde se prepara con ajo y perejil.

Yo, para hacer este plato, me he inspirado en la receta del gran chef Martín Berasategui a ver si así se me pega algo de él… No, en serio… Me he inspirado en él, pero simplificando su receta, porque ni tú ni yo tenemos tres estrellas Michelín, al menos de momento.

En realidad, el primer paso para comenzar a preparar la alcachofa en salsa verde es siempre el mismo: Limpiar las alcachofas. En otra receta de mi blog te explico cómo hacerlo: alcachofas con verduras estofadas

Ahora que sabemos como limpiarlas, vamos a ver que más ingredientes necesitamos para 4 raciones:

  • 8 alcachofas
  • 300 grs de almejas
  • 250 grs de gambas
  • 3 dientes de ajo
  • 150 ml de vino blanco seco
  • Perejil fresco
  • Una cucharadita de harina
  • Un poco de pimienta negra molida
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Vamos a comenzar con la receta:

  1. Poner las almejas en agua fría con un poquito de sal para que vayan soltando la arena que puedan traer.
  2. Dejar solamente el corazón de las alcachofas que hemos limpiado, desechando las hojas más duras y verdes. Cocerlas en agua con sal en una olla express durante al menos 15 minutos. Abrir y comprobar que están tiernas, si no es así, hervir 5 minutos más.
  3. Pelar las gambas y reservar. Hervir los restos (cabeza y piel) 10 minutos en 300 ml de agua para hacer una especie de fumet.
  4. En una cazuela, poner el aceite a calentar y rehogar el ajo laminado durante un minuto sin que se nos queme.
  5. Después de esto, añadir las gambas y rehogar a fuego medio junto con el ajo un minuto más.
  6. Añadir la harina y remover unos segundos con una cuchara de madera o paleta.
  7. Agregar el vino y la pimienta negra. Dejar 5 minutos para que el alcohol se evapore.
  8. Añadir los corazones de alcachofas, 200 ml del fumet y las almejas limpias. Tapar la olla y dejar a fuego medio unos 5 minutos. Retirar del fuego y rociar con perejil picado.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.