Salmón curado con sal y azúcar al eneldo

Salmón curado con sal y azúcar al eneldo

Qué gran producto este salmón curado… Y como dice aquella canción de Calamaro: «Grande el Salmón, que navega contra la corriente para vivir». Y gran alimento, porque está considerado una maravilla nutricional y lo que es más importante: comida para el cerebro.

Hacer este salmón curado puede parecernos, si nunca antes lo hemos hecho, un mundo, pero te aseguro que cuando lo hagas te vas a reír de eso y te harás fan incondicional de esta técnica milenaria.

Con esta manera de tratar el pescado, te proveerás de este rico manjar durante unos días sin problema de que se estropee, ya que lo que conseguimos es extraer su líquido de manera que se conserve por más tiempo y su textura pase a ser algo así como de jamón del mar. Una auténtica delicia…

Vas a necesitar muy pocos ingredientes y vas a tener dificultad -2.

Para curar salmón u otro pescado suelo comprar al menos 600 ó 700 grs, y de ahí tengo para varios platos, ya que podemos decir que esta es una receta que, a la vez, te permitirá preparar diferentes platos, ahorrando tiempo en la cocina.

Me gustan este tipo de recetas. Ya sabemos que cocinar es un placer, pero hay momentos en lo que lo interesante es aprovechar al máximo el tiempo que tenemos para preparar nuestros menús semanales con recetas que nos hagan el día a día más fácil y nos eviten caer en la opción fácil y nada aconsejable del precocinado.

Esto es lo que vas a necesitar:

  • Un trozo entero de salmón fresco.
  • Sal gorda y azúcar. La suficiente para cubrir la pieza de pescado que has comprado.
  • Eneldo fresco, pimienta negra en grano y ralladura de limón.

Vamos a la cura…

  1. Enjuagar el salmón y secar con papel absorbente una vez que lo hayamos descongelado (porque hay que congelarlo, por lo que todos sabemos).
  2. En un recipiente poner la sal y el azúcar a partes iguales junto con el eneldo, las bolas de pimienta machacadas y la ralladura de limón. Remover con nuestras manos para que quede una mezcla homogénea.
  3. En otro recipiente un poco hondo acostamos el salmón y lo tapamos con la mezcla. Dejar un mínimo de 24 horas y un máximo de 3 días tapado y en la nevera. El tiempo dependerá del grado de curación que queráis conseguir y de lo grande que sea el trozo de salmón. Si pesa unos 700 grs lo dejo un día, pero a mí me gusta poco curado. Lo suyo es que a las 24 horas lo compruebes, (yo le corto un pedacito de un extremo para probarlo y si aún no está, lo dejo que cure unas horas más) ya que es una cuestión de gustos. También es buena idea ir retirando el líquido que va soltando a medida que va curando.
  4. Sacar del recipiente la pieza de salmón y eliminar la sal y el azúcar ayudándonos con un papel absorbente. Guardar en un tupper en el frigorífico. Filetear o cortar en taquitos según lo vayas necesitando para diferentes platos.

Sugerencias

Una de las cosas que más me gusta de curar salmón es que me ahorra mucho tiempo en el día a día. A veces llego a casa muy cansada para cocinar, así que me preparo un sandwich con pan de semillas, aguacate, cebolla, salmón curado y listo.

Este es solo un ejemplo de cómo puedes usarlo. También puedes prepararte una deliciosa y saludable pizza casera con salmón y mozzarella fresca. O una ensalada de brotes tiernos con manzana y queso feta. O preparar un delicioso paté casero de salmón… Aunque una de las maneras en que más me gusta comerlo es en una buena ensalada de salmón ahumado con huevo y alcaparras.

Esta técnica de curación puedes usarla también en otros pescados, como por ejemplo el bacalao. Me gusta mucho como queda también, pero cuando lo hago, suelo conservarlo fileteado en aceite de oliva dentro de un tupper porque, al no tener la grasa natural del salmón, queda un poco más seco, pero con el truco del aceite queda perfecto. Luego lo voy usando para diferentes platos y es superpráctico. Espero que te animes con esta técnica de curación tan interesante y me cuentes tus resultados.


Recetas relacionadas

Salmorejo cremoso dos en uno (apto para celíacos)

Salmorejo cremoso dos en uno (apto para celíacos)

Preparar un salmorejo cremoso no es difícil, pero no todos lo consiguen. De hecho creo que si lo consiguieran lo harían más a menudo, porque un salmorejo bien hecho es uno de los platos de verano más deliciosos que puedas tomar. Pero hay un pequeño […]

Arroz con leche cremoso y fácil

Arroz con leche cremoso y fácil

No importa la cantidad de postres nuevos que aparezcan cada día en las redes, la realidad es que hay clásicos que nunca van a pasar de moda y estarás de acuerdo conmigo en que no hay quien desbanque a un buen arroz con leche cremoso […]



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *