Recetas con espinacas a la crema

Recetas con espinacas a la crema

Estas recetas con espinacas a la crema son de esos platos que no solemos cocinar en demasiadas ocasiones, pero que tiene ese nosequé afrancesado que nos vuelve locos. Y es porque todo lo que lleve bechamel y crema de leche no puede estar malo. El uso de estos dos elementos tiene sus detractores en cocina, por aquello de que suman calorías, pero en cuanto a textura no podemos negar que aporta grandes dosis de cremosidad o cualquier receta. Además, como vamos a combinarlos con verdura de hoja verde, el pecado será mucho menor ante los despiadados ojos de los nutricionistas. Hoy vamos a preparar dos tipos de espinacas a la crema para que elijas el que más te guste.

Y es que no todo va a ser verdura hervida o salteada. Claro que hay que comer sano, pero nadie engorda por tomar un poco de nata o bechamel en una receta. Evidentemente no son recetas que incluiríamos en una dieta de adelgazamiento.  En esas circunstancias queremos bajar de peso y debemos eliminar casi todo lo que contenga grasa o hidratos, pero cualquier persona con peso normal puede incluir este tipo de recetas en su dieta sin problema.

Comer sano no es comer solo cosas sin sustancia, también podemos dar sabor y textura a los alimentos.  Siempre me he mantenido en mi peso y nunca he renunciado a recetas sabrosas de verduras, como mis Espinacas con garbanzos a la andaluza que llevan su majao de pan frito y su aceite de oliva generoso. Así que no tengas remordimientos de animar tus verduras y dale alegría a tus platos con algún pecadillo de vez en cuando.

Vamos a comenzar por la primera receta con espinacas a la crema con salsa bechamel. Estos son los ingredientes que necesitarás para 2 personas:

  • 600 grs de espinacas frescas
  • 1 puerro
  • 1 diente de ajo
  • 250 ml de leche entera
  • 25 grs de harina
  • 30 grs de mantequilla
  • Un poco de cúrcuma (un par de pellizcos)
  • Un poco de nuez moscada rallada al gusto
  • Queso emmental y parmesano
  • Sal

Ahora ve poniéndote el delantal…

  1.  Limpiar las espinacas y desechar los troncos si tienen. Hervir en agua con sal durante 10 minutos más o menos. Sacar del agua. Reservar.
  2. En una sartén rehogar con la mitad de la mantequilla el diente de ajo laminado y la parte blanca del puerro troceada en finas rodajas a fuego suave durante unos 5 minutos.
  3. Apartar a un lado la verdura en la sartén y echar la otra mitad de la mantequilla. Derretir y añadir la harina para que se tueste durante un minuto en la mantequilla, removiendo con una cuchara de madera.
  4. Añadir la leche templada poco a poco y comenzar a remover en círculos con una varilla hasta que la mezcla vaya espesando. En este momento aprovechamos para añadir todas las especias y la sal. El tiempo de la cocción de la bechamel está alrededor de los 15 minutos, a fuego medio-suave.
  5. En mitad del proceso añadir las espinacas bien escurridas y mezclar con la bechamel. Seguir removiendo en círculos. Sabremos cuando está hecha porque al probarla ya no nos sabe a harina.
  6. Rellenar cazuelitas u otros recipientes que tengas para el horno con las espinacas, poner encima el queso y gratinar unos 3 minutos en el horno.
detalle de recetas con espinacas a la crema
La bechamel es una salsa de textura cremosa y homogénea.

Ahora vamos con una segunda opción (con nata) de este post de recetas con espinacas a la crema para 2 personas. Los ingredientes son:

  • 600 grs de espinacas frescas
  •  200 ml de nata para cocina
  • Media cebolla dulce o chalota
  • 30 ml de aceite de oliva
  • 60 grs de mozzarella rallada
  • 60 grs de parmesano rallado
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Vamos a comenzar a preparar la receta:

  1. Limpiar las espinacas y desechar los troncos si tienen (podemos usarlos en otras recetas porque se pueden aprovechar en la cocina de muchas maneras) Hervir en agua con sal durante 10 minutos más o menos. Sacar del agua. Reservar.
  2. En una sartén poner a calentar el aceite y pochar la cebolla finamente picada hasta que esté transparente.
  3. Añadir las espinacas escurridas y salpimentadas a la sartén y rehogar un par de minutos.
  4. Echar la nata a la sartén. Cocinar durante 5 minutos más a fuego medio removiendo de vez en cuando.
  5. Poner la mozzarella rallada y retirar del fuego para que el queso se derrita más lentamente mientras removemos de vez en cuando.
  6. Pasados dos minutos estará lista para comer. Yo he usado esta salsa para cubrir una pizza.

Pizza con una salsa de recetas con espinacas a la crema

Ideas y sugerencias

Como ves, hemos preparado dos recetas con espinacas a la crema que comparten algunos ingredientes, pero cuyo resultado es diferente sobre todo en cuanto a textura se refiere. La primera es con crema de bechamel y podríamos tomarla como plato único porque es más consistente y más saciante.

La segunda es de textura más ligera y resulta perfecta para cubrir una pizza a la que añadiremos la mozzarella una vez que la vayamos a hornear en lugar de en la sartén, los demás pasos de la receta son los mismos. Podemos añadir algún ingrediente más que nos apetezca. Yo le puse algo de verdura y unas aceitunas que tenía por la nevera, pero puedes optar por queso de cabra, huevo u otra cosa que te apetezca.

Otra idea sería cocer una patata y acompañarla con esta crema de espinacas, incluso podemos gratinarla con queso como hacemos con la pizza. Esta idea me la ha dado una amiga alemana. En su país es muy típico comer la patata cocida con diferentes tipos de salsa.


Recetas relacionadas

Salmorejo cremoso dos en uno (apto para celíacos)

Salmorejo cremoso dos en uno (apto para celíacos)

Preparar un salmorejo cremoso no es difícil, pero no todos lo consiguen. De hecho creo que si lo consiguieran lo harían más a menudo, porque un salmorejo bien hecho es uno de los platos de verano más deliciosos que puedas tomar. Pero hay un pequeño […]

Pastel de berenjenas y calabacín

Pastel de berenjenas y calabacín

Vamos a preparar un riquísimo pastel de berenjenas y calabacín que va a gustar mucho en vuestras casas. Su gratinado, el sabor del queso gorgonzola y la textura de las verduras al horno hacen de este pastel una verdadera delicia. Por sacar parecidos, podemos verle […]



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *