Pasta amatriciana receta

Pasta amatriciana receta

La receta de pasta amatriciana no es la más popular en España, pero es todo un icono gastronómico de la región del Lacio italiana. Como en tantas otras ocasiones, una comida humilde, que en principio era comida de pastores pasa a ser plato estrella en los mejores restaurantes del mundo, y es que la combinación de unos pocos ingredientes a veces es magistral…

Desde que la probé me encantó, si bien es verdad que la como muy de vez en cuando porque he reducido mucho el consumo de carne, pero suelo cocinarla como receta de aprovechamiento del tocino ibérico del jamón. Si nos ceñimos a la receta auténtica de la pasta a la amatriciana, no se usa tocino sino guanciale, que es una chacina muy apreciada que se usa también en la salsa carbonara, pero la diferencia es mínima a mi parecer.

Mis padres, cuando compran un jamón, suelen desechar parte del tocino que se corta hasta que sale la beta de carne curada. Así que yo lo utilizo para esta y para algunas recetas más. No me gusta desaprovechar los alimentos que tienen un alto valor nutricional, como es el jamón ibérico. Sí creo en que hay que reducir y cambiar el modo de producir carne, pero ese es otro tema.

la salsa amatriciana es muy jugosa

Hay también discrepancia en cuanto al uso de cebolla o no en esta receta. Yo se la le pongo y está comprobado que se usaba en la receta original, incluso se añadía ajo, aunque hoy día en italia es más común encontrar la receta de pasta a la matriciana sin estos dos ingredientes.

El queso es muy importante en esta receta de pocos ingredientes, y lo ideal sería usar el de Amatrice, de donde procede esta deliciosa salsa, pero se usa también el queso pecorino.

Yo le voy a poner queso viejo de oveja porque es el que tenía por casa. Se había puesto demasiado duro para comerlo en cuñas y rallado me va que ni pintado para esta receta. Al final hacemos una versión de esta salsa sin desvirtuarla, pero con productos de cercanía y aprovechamiento, que es lo interesante.

queso para rallar

Vamos a hacer una lista con los ingredientes que vamos a necesitar para 2 personas:

  • 140 grs de espaguetis u otra pasta que te apetezca
  • Media cebolla dulce
  • 80 grs de tocino ibérico
  • 2 o 3 tomates grandes y maduros lo más rojos posibles
  • 100 ml de vino blanco de la tierra
  • 60 grs de queso viejo rallado
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Una hoja de laurel
  • 1 guindilla
  • Pimienta negra molida

Y con estos alimentos nos vamos para la cocina:

  1. Cortar el tocino ibérico en tiras y poner en una sartén a fuego bajo durante unos 5 minutos. Remover para que vaya soltando la grasa.
  2. Mientras, cortar en juliana muy fina la cebolla. Añadir a la sartén junto con el aceite de oliva y pochar a fuego medio bajo durante otros cinco minutos.
  3.  Agregar el vino y la guindilla al sofrito y dejar que hierva durante al menos 2 minutos para que se evapore el alcohol.
  4. Añadir los tomates rallados y la pimienta negra. Sofreír unos 15 minutos a fuego medio-bajo, removiendo de vez en cuando.
  5. Mientras el tomate se sofríe, poner una olla para cocer la pasta con una hoja de laurel y un poco de sal. Cocinar el tiempo que indique el fabricante.
  6. Cuando la pasta y el tomate estén casi listos, añadir un par de cucharadas del líquido de la cocción de la pasta a la sartén del tomate. Remover y dejar que hierva un minuto para que la salsa se espese por la acción del almidón.
  7. Escurrir la pasta y servir. Añadir la cantidad de salsa que queramos y rallar el queso viejo.

Si buscas recetas similares puedes echarle un vistazo a Pasta con atún y tomate



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.