Ensalada de tomate y aguacate

Ensalada de tomate y aguacate
Comparte esta receta

Las ensaladas son uno de los platos donde más puedes dejar volar tu imaginación. Tanto a la hora de mezclar ingredientes, como en el modo de aderezarlas, son muy versátiles. Siempre digo que si aprendes a jugar con las vinagretas nunca vas a aburrirte de comer ensaladas.

La ensalada de tomate y aguacate es un plato sencillo, pero delicioso. El aguacate es una fruta muy untuosa y con un sabor bastante neutro. Sus beneficios son de gran valor para nuestro organismo, por eso no debes dudar a la hora de incluirlo en tu dieta, al menos una vez a la semana. Es cierto que tiene fama de ser un alimento calórico (160 calorías por cada 100 grs), pero ello se debe al aporte de grasas insaturadas o grasas saludables, así que tomado en su justa medida es una apuesta ganadora para tu salud. Lo mismo pasa con las aceitunas, que uso en esta y en otras ensaladas como en la:Ensalada a la griega, son muy beneficiosas para la salud, simplemente hay que comerlas con moderación.

aguacate partido en dos

Debemos usar siempre la misma técnica a la hora de pelar un aguacate: partir la pieza en dos mitades por la parte más larga. Después, con cuidado y ayudándonos de un cuchillo que clavamos en el hueso, girar y saldrá solo. A continuación, sacamos la carne de la fruta con una cuchara, como puedes ver en la foto.

Una vez que ya sabemos como pelar un aguacate, vamos a ver qué ingredientes vamos a usar para nuestra ensalada de tomate y aguacate:

  • Un tomate grande
  • Un aguacate maduro
  • 80 grs de rúcula
  • 60 grs de mozzarella fresca
  • 5 o 6 aceitunas negras

Para la vinagreta:

  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de vinagre de manzana
  • Media cucharada de salsa de soja
  • medio diente de ajo
  • Media cucharadita de comino
  • Un poco de sal

La preparación, como es lógico, es bien sencilla:

  1. Machacar el ajo en un mortero junto a la sal.
  2. Añadir el vinagre y luego, poco a poco, el aceite. Lo último la soja y el comino.
  3. Utilizar la rúcula para hacer una especie de cama en la base de la fuente que usamos para la ensalada. Dejar algunas hojitas para poner al final.
  4. Pelar el aguacate y partir el tomate. Distribuir los trozos por encima de la rúcula.
  5. Desmenuzar la mozzarella fresca con los dedos y repartir. Poner también las aceitunas negras.
  6. Aderezar con la vinagreta de comino y servir.

Comparte esta receta


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad