Crema de espárragos verdes

Crema de espárragos verdes

La crema de espárragos verde es una opción de lo más saludable si te gusta cuidar tu organismo. Si además de sus beneficios tenemos en cuenta lo rica que está y la sencillez de su preparación, podemos decir que es una receta de diez. 

Esta deliciosa verdura, que se consume desde la antigüedad, crece solamente en época primaveral. Hace tiempo que aprendí a conservarlos en el congelador para poder disfrutar de ellos durante todo el año. El modo de hacerlo es bastante sencillo: retiramos su parte dura y escaldamos el resto de los tallos en agua hirviendo durante dos minutos. Luego, los sumergimos durante 5 minutos en agua fría. Después de esto, ya están listos para su conservación en el congelador durante meses.

espárragos verdes
Cuando limpiemos los espárragos debemos desechar la parte más dura.

Si, por el contrario, vas a consumirlos frescos, recuerda que si los envuelves en un paño húmedo se conservarán más tiernos y jugosos durante al menos cuatro días en tu frigorífico.

Puedes conocer los múltiples beneficios de esta verdura en el siguiente enlace: 8 beneficios de los espárragos para la salud

Hay muchos modos de preparar una crema de espárragos verdes. Hay quien los cuece en agua desde el principio. A mí, al igual que hago en mi receta de Crema de verduras variadas al pimentón, me gusta saltearlos antes para que liberen un poco su dulzor.  El sabor de la crema de espárragos queda diferente si lo hacemos de este modo, a mí al menos me gusta más.

espárragos verdes para crema
Los espárragos verdes deben saltearse a baja temperatura para evitar que se quemen.

Una vez dicho todo esto, es hora de hacer la lista de la compra para 2 raciones de nuestra crema de espárragos verdes:

  • 250 grs de espárragos verdes
  • 1 cebolla dulce mediana
  • 1 puerro
  • 1 patata pequeña
  • 3 cucharadas de aceite de oliva suave
  • Media cuacharadita de pimienta blanca molida
  • Media cucharadita de jengibre molido
  • 3 cucharadas de nata vegetal (o nata de leche si no eres vegano)

Vamos con el modo de preparación:

  1. Preparar los espárragos. Si son frescos, eliminar la parte del tallo más dura y trocear. Enjuagar bien.
  2. Lavar y trocear el puerro y la cebolla. Poner a pochar con el aceite de oliva en una cazuela a fuego suave.
  3. Cuando la cebolla comience a transparentar, agregar los espárragos junto con las especias en polvo y un poco de sal al gusto. Remover el sofrito y mantener a fuego medio-suave durante unos 7 minutos sin dejar que se pegue.
  4. Añadir la patata a trozos junto con 450 ml de agua a la cazuela. Cocer durante 15 minutos.
  5. Por último, retirar del fuego e incorporar la nata. Batir hasta obtener una crema homogénea.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.