Ropavieja receta

Ropavieja receta
Comparte esta receta

Cada vez oímos más la expresión “Cocina de aprovechamiento”. Vuelven a resurgir platos que nunca se fueron del todo, pero que ahora nos llegan reinventados y con un “look” más actual. No cabe duda de que durante un par de décadas hemos tirado mucha comida a la basura. El  consumismo también se refleja en nuestros hábitos culinarios, pero ahora es hora de reciclar y aprovechar.

Por suerte para todos, la receta de ropavieja está de moda de nuevo. Y es que nuestras abuelas eran sabias: reciclar las sobras, con el consiguiente ahorro para nuestros bolsillos y la satisfacción de saber que aquel plato que nos costó inversión en tiempo y dinero, al final, resulta que nos soluciona la comida de dos días. Todo son parabienes.

majao para ropavieja
Los majaos se hacen para añadir sabor a ciertos platos.

Esta antigua receta es una manera de usar la carne que nos sobra cuando hacemos cocido  o puchero. Es muy común hacer croquetas con estas sobras, pero esta es una buena manera también de darles salida y apañar una comida muy apetecible sin mucho esfuerzo. El único secreto está en hacer un buen majado o majao como se dice en mi tierra. Además, suelo acompañar este plato con unas Patatas a lo pobre receta de la abuela y es un matrimonio perfecto.

Dificultad

Fácil no, facilísimo.

Ingredientes de la receta de ropavieja para 4 personas:

  • 400 grs de carne de cocido o puchero que nos haya sobrado
  • Media cebolla dulce (opcional)
  • Un trozo de pimiento verde o rojo de asar
  • 150 ml de aceite de oliva virgen
  • Pimentón de la vera ahumado, comino, tomillo, 1/2 guindilla (opcional) y sal
  • 3 dientes de ajo
  • Unas gotas de salsa de soja

¿Qué hago con todo esto?

  1. En un mortero ponemos el ajo y la 1/2 guindilla, machacar.
  2. Añadimos el aceite poco a poco en el mortero sin dejar de remover, hasta obtener una pasta.
  3. Ahora, ir añadiendo las especias. Yo uso el método de “La puntita del cuchillo”: echar una puntita de cada una de las especias e ir probando hasta que quede a tu gusto. Remover bien para integrar todos los sabores.
  4. Por último, añadir la salsa de soja y terminar de mezclar el majao.
  5. Cortar en tiras el pimiento y la cebolla en juliana. Poner a pochar en una sartén con unas gotas de aceite.
  6. Cuando la cebolla comience a transparentar, añadir la carne desmenuzada para que se vaya calentando.
  7. Añadir unas 3 o 4 cucharadas del “majao” a la sartén de la carne y remover para que se mezclen los sabores.
  8. Servir caliente acompañado de alguna guarnición.

El resto de nuestro majao de especias es para poner en el centro de la mesa. Así, a quien le guste con más sabor puede servirse a su gusto. No te cortes en hacer un poco más de cantidad de este sabroso majao, porque si sobra, te aguantará al menos 2 semanas en el frigorífico. Puede sacarte de algún apuro como, por ejemplo, un arroz con verduras que te ha quedado algo soso y sin gracia. Añadiendo un poco de esta mezcla cinco minutos antes de retirarlo del fuego, le darás un plus de sabor.


Comparte esta receta


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad