Pollo al limón al horno

Pollo al limón al horno

Preparar un pollo al horno es de lo más sencillo, y debes ser muy mal cocinero o no manejar bien tu horno para que te salga mal. Con un chorrito de vino y cuatro verduras suele quedar muy rico. Este post no va de ese típico pollo. Este pollo es la receta de pollo perfecta. No en vano deberás esmerarte un poquito, pero va a merecer la pena.

Para alcanzar la perfección hay que ir un paso más allá. En este caso, el secreto de esta magnífica receta de pollo al limón al horno está en el marinado previo al horneado. Como ya sabes, me encanta usar especias y hierbas en mis platos. Siempre te digo que a través de las especias nuestro paladar viaja, así que hay que tener un buen especiero en casa para cocinar divertido y diferente cada día. Si te gusta la cocina india y marroquí, como a mí, sabrás que las especias juegan un papel fundamental en sus platos. Un buen ejemplo lo tienes en este enlace:Pollo tikka masala receta

pollo co limón en rodajas

El marinado va a permitir que el pollo quedé más jugoso al final del horneado y por supuesto, hace que se impregne del sabor de las hierbas. En realidad es una mezcla de marinado y macerado lo que hago con este pollo, ya que lleva limón y también miel. Te dejo un enlace donde nuestros amigos de Directo al paladar explican con claridad el significado de estas dos palabras:¿Es lo mismo macerar que marinar?

Ingredientes para nuestro pollo al limón al horno para 4 raciones:

  • 1 kilo de pollo troceado o muslos de pollo (lo que prefieras)
  • 3 limones
  • 3 cucharadas de miel
  • una cucharada de salsa de soja
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 vaso de vino blanco seco
  • 1 o 2 guindillas
  • Unas ramas de romero seco
  • Una cucharadita de pimienta blanca molida
  • Una cucharadita de tomillo seco
  • 30 grs de almendras tostadas
miel y limón para acompañar el pollo al horno
Los marinados son técnicas que permiten aportar matices diferentes a nuestros platos.

El modo de preparación es el siguiente:

  1. Primero, preparar el marinado: Exprimir dos limones y poner en un bol. Templar la miel unos segundos en el microondas para que se pueda mezclar más fácilmente con el zumo. Incorporar la salsa de soja, mientras batimos la mezcla con una varilla. Añadir las hierbas, la pimienta y la guindilla troceada.
  2. Lavar los trozos de pollo y meter en el marinado, removiendo las piezas para que se empapen del jugo. Tapar y dejar en la nevera de 6 a 8 horas. Durante este tiempo es buena idea voltear las piezas de pollo un par de veces para que el marinado quede perfecto.
  3. Una vez que haya transcurrido el tiempo, sacar el pollo del frigorífico y poner a calentar el horno a unos 200 grados.
  4. Sacar el pollo del macerado, sin desechar el líquido. Pintar la bandeja de horno con el aceite de oliva y disponer los trozos de pollo sobre ella. Hornear 5 minutos y luego voltear los trozos para que se hagan 5 minutos más.
  5. Mezclar el vino con el jugo del marinado y rociar el pollo con la mezcla. Poner también el limón que quedaba cortado en rodajas. Hornear 20 minutos a 180 grados. El tiempo es orientativo porque depende del tamaño de las piezas de carne.
  6. Por último, puedes tostar unas almendras con unas gotas de aceite en una sartén para incorporarlas al pollo una vez emplatado, esto le dará un punto crujiente muy chulo.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.