Recetas ensalada de patata

Recetas ensalada de patata

La patata es posiblemente uno de los alimentos con más posibilidades en la cocina. La comemos en puré, frita, en guisos, asada y como no, en ensalada. En este post vamos a hacer unas recetas de ensalada de patata de una manera muy original para que sorprendas a propios y extraños.

Antes de nada quiero desterrar el mito de que la patata es un alimento que engorda. Sí es verdad que hay un uso de la patata que no es muy recomendable para mantenerte en tu peso ideal, como es tomarlas fritas, tanto de paquete como las que freímos en casa. Evidentemente tomadas de este modo te harán engordar, pero basta con que aprendas cómo cocinarlas y que cantidad no sobrepasar para que puedas incluirlas en tu recetario habitual sin miedo a las calorías. Para que te informes mejor, te dejo un enlace donde lo explican muy bien: ¿Patatas y dieta?

En cuanto al nombre de la receta, se le suele llamar ensalada de patata de verano porque es un plato ideal para transportarlo en un tupper a la playa o a la montaña para disfrutar sin más complicaciones al aire libre. Aunque por la misma razón, es una opción perfecta para menú de oficina, así que de eso de ensalada de verano es solo un nombre porque te resolverá un almuerzo en más de una ocasión y en todas las épocas del año.

Recetas fáciles de ensalada de patata

Como en toda las ensaladas, hay muchas combinaciones de ingredientes posibles, pero habitualmente suele llevar huevo duro, atún, jamón de York y diferentes vegetales. Yo hoy voy a hacerla con una vinagreta textura creamy que tiene tanto sabor y personalidad que no necesita tantos ingredientes. Por eso solo voy a ponerle huevo y verduras, nunca me ha gustado mezclar proteínas en la misma comida y casi siempre cumplo esta norma. Tú puedes optar por los ingredientes que más te gusten, por eso este post se llama «Recetas de ensalada de patata», porque hay muchas combinaciones posibles.

 

Vamos a ver que necesitamos para nuestra ensalada para 2 personas y que sobre un poquito:

  • 4 patatas de tamaño mediano
  • 2 huevos
  • Cebolla morada
  • Unos pocos tomates cherry
  • Pepino
  • Cilantro fresco
  • Sal

Para la vinagreta:

  • 150 ml de aceite de oliva
  • 50 ml de vinagre de manzana
  • 1 cucharadita de mostaza de Dijon
  • 1 yema de huevo duro
  • Pimienta negra molida

vinagreta para recetas de ensalada de patata

Vamos a ponernos manos a la obra:

  1. Cocer las patatas limpias con la piel durante aproximadamente 20 minutos. Pasado este tiempo pinchar con un palito y comprobar si ya están tiernas. No deben quedar demasiado blandas. Sacar de agua y dejar enfriar.
  2. Cocer los huevos durante 10 minutos en agua hirviendo, puedes hacerlo junto con las patatas. Una vez que estén templados puedes pelarlos. Reservar una yema para la vinagreta, el resto cortarlo en rodajas.
  3. Pelar el pepino dejando algo de su piel. Si lo pelas con un pelador de verduras, deja una tira sí y otra no.
  4. Pelar y cortar la cebolla en juliana. Cortar en dos mitades los tomates Cherry.
  5. Cortar las patatas en dados y poner en una ensaladera junto con los demás ingredientes.
  6. Servir en platos individuales y rociar con un poco de la vinagreta.

Preparación de la vinagreta:

  • Poner todos los ingredientes en la batidora y batir hasta obtener una salsa homogénea.

Sugerencias y trucos

Como has visto, las patatas las cuezo con piel porque quedan más cremosas y con más sabor. La piel impide que la patata quede deshecha al cocinarla. Podemos decir que es como una barrera protectora, aunque nada impedirá el desastre si te pasas demasiado con el tiempo de la cocción.

Una vez cocidas, lo ideal es pelarlas cuando aún están templadas, pero si quieres hacerlo más fácil todavía puedes hacer una raja a lo largo de la patata cuando las laves, antes de ponerlas a cocer. Una vez cocidas las introduces en agua fría para no quemarte y con tirar de la piel del corte que has hecho, la piel saldrá perfectamente.

Otro detalle que luego se nota al comer esta ensalada de patata es dejar algo de piel al pepino. Si supiéramos la cantidad de vitaminas que hay justo debajo de la piel de las verduras y frutas apenas, desecharíamos esta parte. Yo la dejo a medias para que no sea demasiado y además de aprovechar algunas de esas vitaminas, consigo una textura crujiente que le da vidilla a mi ensalada.

Por último te doy otra idea de recetas de ensalada de patata que se preparan en un santiamén. Por ejemplo, añadir atún a tu ensalada de patata y acompaña con salsa casera César. Te aseguro que te va a encantar, te dejo un enlace con el modo de preparación: Cómo hacer salsa cesar



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.