Pasta carbonara sin nata, la receta auténtica

Pasta carbonara sin nata, la receta auténtica
Comparte esta receta

La pasta carbonara (sin nata) es un plato que procede de la ciudad de Roma y tiene ese toque cremoso que nos vuelve locos, pero que no siempre conseguimos. Gusta a niños y a mayores, pero no siempre acertamos a prepararla adecuadamente. No te preocupes, te voy a contar cómo hacerlo de un modo sencillo y definitivo.

Lo primero que tenemos que hacer es olvidarnos de esa imagen de pasta carbonara atiborrada de ingredientes. El imaginario popular le ha ido añadiendo champiñones, cebolla, nata … Pero como siempre, menos es más y en esta receta la combinación de tan solo 5 ingredientes es tan magistral, que no hace falta añadirle nada que no llevara cuando Ippolito Cavalcanti  la nombró por primera vez en su libro «Cucina teorico-pratica».

Yo también aprendí a hacerla primero con todos esos ingredientes de más y con el tiempo he ido eliminándolos para llegar a la receta original, que además de estar mucho mejor, es menos calórica que la receta con nata y otros ingredientes que hemos adaptado en nuestro país.

Dicho esto, es muy probable que no tengas ni siquiera que ir a hacer la compra para preparar esta receta porque sus ingredientes no suelen faltar en ningún hogar:

  • 160 grs de espaguetis u otra pasta que te apetezca (para 2 personas)
  • 2 huevos frescos
  • 40 grs de queso pecorino o parmesano
  • Pimienta negra recién molida
  • 50 grs de panceta
  • Aceite de oliva
  • Sal y una hoja de laurel

Si ya lo tienes todo, empezamos a preparar nuestra pasta carbonara sin nata:

  1. Poner 2 cucharadas de aceite de oliva en una sartén y añadir la panceta cortada a trozos pequeños. Saltear a fuego medio unos tres minutos y reservar.
  2. Poner una olla con agua, sal y una hoja de laurel a calentar para cocer la pasta.
  3. Mientras tanto rallar el queso y ponerlo en un bol junto con las yemas de los dos huevos. Añadir pimienta negra molida. Reservar.
  4. Cocer la pasta según las instrucciones del fabricante y escurrir cuando aún esté al dente, reservando medio vaso del agua de la cocción. Añadir la pasta a la sartén de la panceta.
  5. Poner el agua de la cocción en el bol de los huevos y el queso y batir con un tenedor para mezclarlo todo. Añadir a la sartén de la pasta y la panceta.
  6. Remover a fuego muy bajo un minuto más o menos evitando que el huevo llegue a cuajar. Servir inmediatamente y espolvorear con un poco más de queso y pimienta negra si se desea.

Sugerencias

Como ves, la receta original de la pasta carbonara es más sencilla que la versión a la que estamos acostumbrados y, por supuesto, menos calórica. En esta, como en tantas otras ocasiones, el lema de menos es más se cumple a la perfección.

En cuanto a el uso de panceta o bacon en su elaboración, depende de lo que te apetezca y a que tribu gastronómica pertenezcas. No hace falta añadirlo para que la receta sea mejor, así que si eres vegano puedes optar por poner unas setas cortadas a tiras para sustituirlo o simplemente no poner nada. En esta receta el sabor viene dado por la yema del huevo y el parmesano o pecorino, que son dos quesos con un sabor muy intenso y característico.

Y ya que estamos con recetas de pasta, te propongo que visites también mis post de:

Pasta con brócoli y queso muy cremosa

Pasta con crema de calabaza y queso azul


Comparte esta receta


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad