Guiso de lentejas vegano sabor a chorizo

Guiso de lentejas vegano sabor a chorizo

Cocinar legumbres un par de veces en semana es algo que hago desde hace mucho tiempo, y este guiso de lentejas vegano con sabor a chorizo es una de las recetas que más me gustan. Como otros platos de cuchareo, aprendí la receta base de mi madre, pero como casi siempre termino haciendo algún cambio para que el plato sea más ligero.

Estas lentejas veganas serían como la versión más light de las lentejas tradicionales con chorizo y morcilla de toda la vida. La verdad es que con lo sabrosas que quedan cocinadas de este modo, no vas a echar en falta ningún ingrediente.

Para mí es un plato muy socorrido porque no necesitas ponerlas en remojo previamente. Puedes tenerlas listas en unos 45 minutos si te decantas por la cocción tradicional, o en 20 si utilizas la olla exprés.

Más de una vez me han solucionado una comida calentita en invierno porque además, si no tienes toda la verdurita que añado yo en esta receta, puedes sustituirlas por otras que tengas en la nevera y quieras aprovechar. La ley del aprovechamiento debe ser nuestra máxima a la hora de cocinar.

Eso sí, el aceite de oliva virgen extra y el pimentón de calidad no pueden faltar para conseguir un guiso de lentejas vegano que quite el hipo..

Dificultad

Las haría un chimpancé con un delantal.

Ingredientes para 2 personas y algún tupper…

  • 300 grs de lentejas pardinas
  • 1 Patata
  • Un trozo calabaza
  • 1 zanahoria
  • Medio tomate rojo, media cebolla, un trozo de pimiento rojo, varios dientes de ajo
  • Una cucharadita de pimentón de la Vera, media de comino molido, cúrcuma, una hoja de laurel, pimienta negra molida y sal
  • Un poco de aceite de oliva virgen extra

¿Qué hago con todo esto?

Yo utilizo la legumbre seca, pero no las dejo en remojo antes. Lo que hago es ponerlas en la olla, cubrirlas con agua y antes de que empiece a hervir les cambio el agua. Así elimino las impurezas que puedan traer. Después empiezo a poner los ingredientes.

  1. Añadir un chorrito de aceite de oliva y el pimentón de la Vera ahumado.
  2. Cortar el tomate en dos trozos, el pimiento a trocitos dejando un par de trozos más grandes y la cebolla en trocitos. El ajo lo pongo con un cortecito a la mitad y sin pelar.
  3. Añadir la zanahoria en rodajas y la patata a dados. Poner también el comino, el laurel, la cúrcuma, la pimienta y un poco de sal.
  4. Dejar a fuego medio suave durante unos 40 minutos y vamos añadiendo algo de agua si lo necesita.
  5. Cuando las lentejas ya están tiernas poner en el vaso de la batidora un par de trozos del pimiento rojo, los dos trozos de tomate y dos de los dientes de ajo pelados. Añadir algo del líquido del potaje y batir. Echar en la olla y remover dejando en el fuego un par de minutos más para que se mezclen todos los sabores.

Notas

Ahora podéis entender el color rojizo que tienen mis lentejas veganas con sabor a chorizo, ¿no? El hecho de moler la verdura le da ese toque especial y aunque mi madre las hacía con pimiento verde, para mí ganan mucho con el de color rojo.

Es muy importante no escatimar en pimentón de calidad, para mí es un producto que no puede faltar en mi despensa y más teniendo un pimentón tan maravilloso en nuestro país. Yo soy fan del pimentón de la Vera La Dalia, que además de exquisito me tiene enamorada con sus preciosas latitas. En este caso he usado la variedad «ahumado» y es lo que le da ese toque choricero que tanto gusta, sin necesidad de añadir más calorías con el embutido.

Bueno, anímate a compartir tu receta de lentejas, se podría hacer un libro solo con este plato que admite un montón de variantes. Y si te apetece seguir con la onda vegana asómate a mirar mi receta de Brócoli salteado con queso (o tofu si eres vegano).



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.