Arroz con carrillera como el de tu abuela

Arroz con carrillera como el de tu abuela

Esta receta de arroz con carrillera es el típico plato que te comías en casa de tu abuela y te preguntabas: ¿Cómo consigue esa cremosidad y que esté tan sabroso? Pues la respuesta es bastante sencilla: Un buen refrito y usar el arroz adecuado.

Para este tipo de arroz meloso el arroz bomba va que ni pintado, porque aporta el almidón suficiente para que el caldo del arroz espese de una manera natural y nos quede esa textura melosa que tanto nos gusta.

Yo voy a utilizar un arroz que se cultiva en mi tierra. Para más señas en Isla Mayor, que se encuentra integrada en el Parque Nacional de Doñana. Se trata del arroz Doña Ana, reconocido por los grandes arroceros como uno de los mejores de nuestro país. Apostar por un buen arroz es apostar sobre seguro y por un poco más de dinero, notarás la diferencia en tus platos.

vino tinto
Los vinos tintos se utilizan en la elaboración de algunos arroces.

Además de lo anteriormente dicho, la elección del vino también influye mucho en el resultado. He descubierto que para guisar este tipo de platos me gusta mucho el vino que se hace con la variedad de uva llamada Mencía. Se cultiva en León y la Ribeira Sacra de Galicia principalmente. Produce un vino aromático con notas frutales, pero nada ácido. Ideal para un buen resultado en la cocina. Hay muchos vinos en el mercado a buen precio que puedes usar tanto para tomar una copa como para usar en tus recetas y no recurrir siempre al tetrabrik de vino para la comida. Ya sabes, a mejor vino, mejor resultado.

La Dificultad de este plato es respetar los tiempos porque con el arroz, esto es lo más importante.

Ingredientes para 4 personas

  • 300 grs de arroz bomba de buena calidad
  • 200 grs de carrillera de cerdo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 2 tomates rojos
  • 1 pimiento verde
  • 1 zanahoria
  • Media cebolla
  • 4 dientes de ajo
  • 1 vasito de vino tinto (200 ml)
  • 1 cucharada pequeña de pimentón de la vera agridulce
  • Laurel, tomillo y sal.

¿Tenemos todo? ¡Pues let´s go!

  1. Poner a calentar un poco de aceite en la olla que vayamos a utilizar y rehogar un par de minutos las carrilleras troceadas y salpimentadas a fuego alto hasta que se doren un poco. Sacar y reservar.
  2. Añadir el ajo, la cebolla, el pimiento y la zanahoria y rehogar a fuego bajo durante 10 minutos.
  3. Incorporar el pimentón y rehogar medio minuto sin que se queme.
  4. Añadir el tomate rallado, las especias y la sal. Rehogar durante 5 minutos.
  5. Echar el vino. Tapar y dejar unos 10 minutos a fuego suave.
  6. Una vez evaporado el alcohol del vino, añadimos el arroz y rehogamos durante 1 minuto para que tome el sabor del sofrito.
  7. Incorporamos la carne y mareamos un par de minutos.
  8. Añadir 3 vasos de agua y a los cinco minutos, añadir un poco más si lo necesita. Dejar que cueza a fuego medio el tiempo que indique en el paquete de arroz.

La cocción del arroz es muy importante para un buen resultado, si no se hace correctamente puedes echar a perder tu plato. Rehogarlo en el sofrito hará que tenga más consistencia y evitará que se pase antes. Yo te aconsejo retirar el arroz del fuego unos tres minutos antes del tiempo que indica el paquete y dejarlo reposar otros tantos antes de servir, te quedará con más cuerpo y también contribuirá a que quede más enterito o al dente, como dicen los italianos.

Notas

Esta receta de arroz con carrillera representa a la perfección lo que llamamos cocina tradicional mediterránea porque su base son productos naturales de nuestra tierra: Aquí tenemos vegetales, cereal y proteína. Creo que pocos platos superan en equilibrio y sabor a este tipo de arroces que se preparan en muchas casas de nuestro país, probablemente uno de los países donde mejor se come del mundo.

Nunca me canso de decir que la base de todo buen guiso es un buen sofrito para que, como decía mi madre, no nos quede un guiso «lavao». Es una expresión que se usa en Andalucía para decir que un plato no tiene suficiente sustancia. A saber, el sofrito se compone de verduritas y aceite de oliva. Si puede ser virgen extra, mejor. Con esto y un poco de cariño, nada puede salir mal. Te dejo un enlace para que aprendas a hacer un sofrito perfecto: Cómo hacer un sofrito



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.