Albóndigas con tomate receta

Albóndigas con tomate receta

La receta de albóndigas con tomate más deliciosa que he comido nunca las probé por primera vez en un bar de comida casera de un pueblo al que iba de pequeña. Recuerdo la cara sonrosada y sonriente de la señora que las guisaba. Era la típica cocinera que disfruta dando de comer a los demás. Si ella supiera que en mi familia se siguen preparando sus albóndigas incluso hoy en día, no se lo creería. Mi madre consiguió la receta y era normal tener que pasársela a todo aquel que las probaba porque están de escándalo. Estas albóndigas representan el tipo de cocina de toda la vida que tanto  sigue gustando. Son sencillas pero con un toque especial, como podrás comprobar más abajo.

Tengo que reconocer que cada vez consumo menos carne. Esto está sucediendo de una manera natural y creo que es una tendencia mundial por muchos factores que ahora no voy a enumerar. Estuve dos años sin comerla y un día volví a tomarla. Ahora la consumo 3 o 4 veces al mes. A las personas que no consumís carne que estéis leyendo la receta, deciros que quedan igualmente ricas si las hacéis de quinoa, de seitán, de berenjenas… Realmente es una receta donde la salsa es la protagonista y marida muy bien con cualquier ingrediente. Lo importante es que las albóndigas queden con una textura jugosa pero consistente y que no se deshagan.

albóndigas con salsa de tomate y cebollas

Para los ingredientes de las albóndigas y su modo de preparación debes mirar este enlace de mis Albóndigas con salsa de almendras

El procedimiento hasta que freímos las albóndigas es el mismo en las dos recetas, la salsa marca la diferencia y para hacerla vamos a necesitar los siguientes ingredientes:

  • 1 cebolla
  • 400 grs de tomate triturado
  • Media cucharadita de azúcar
  • 1 cucharada y media de condimento para pinchitos, que está compuesto por alcaravea, cilantro, cominos, pimienta, anís, clavo, cayena y ajo
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • Hierbabuena fresca

Modo de preparación de la salsa:

  1. Cortar la cebolla en trozos pequeñitos y sofreír en el aceite a fuego suave.
  2. Cuando la cebolla esté transparente, añadir la cucharada de especias para pinchitos y remover durante unos segundos.
  3. Añadir el tomate y el azúcar. Sofreír 10 minutos a fuego medio.
  4. Introducir las albóndigas en la salsa de tomate. Mover la olla suavemente para que se integren bien y dejar a fuego medio-suave hasta que la salsa esté más espesa. Con 10 minutos será suficiente.
  5. Servir con una ramita de hierbabuena para aromatizar el plato.

Sugerencias e ideas

Esta receta de albóndigas con salsa de tomate puede acompañarse de muchas maneras. A mí me encanta con Patatas a lo pobre receta de la abuela, pero si tengo que comer más ligero ese día también me gusta combinarla con una simple y saludable ensalada con tomate y cebolla.

El truco de ponerle miga de pan remojado en leche le aporta mucha jugosidad a la carne y suma en el resultado final. Son esos trucos que marcan la diferencia. Por otra parte tenemos las especias para pinchitos, que como habéis visto en la lista de ingredientes, es una mezcla de un montón de especias herencia de la gastronomía andalusí. Si no tienes en casa este condimento y no te apetece buscarlo, puedes ponerle algunas de las especias que lo componen y darle tu toque personal. Como siempre te digo, tener especias en la despensa te permite volar alrededor del mundo sin moverte de casa. 

 


Recetas relacionadas

Arroz con leche cremoso y fácil

Arroz con leche cremoso y fácil

No importa la cantidad de postres nuevos que aparezcan cada día en las redes, la realidad es que hay clásicos que nunca van a pasar de moda y estarás de acuerdo conmigo en que no hay quien desbanque a un buen arroz con leche cremoso […]

La receta de pasta con chorizo y tomate cherry

La receta de pasta con chorizo y tomate cherry

¡Cuántas veces he querido preparar esta receta de pasta con chorizo y tomates cherry y hasta ahora no lo había hecho…! ha sido todo un acierto porque desde hoy es una de mis recetas favoritas. Creo que la elección del rigatoni (que es una especie […]



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *