Pimientos confitados a la italiana (peperonata)

Pimientos confitados a la italiana (peperonata)
Comparte esta receta

Tengo antepasados italianos y siempre digo que por eso me gusta tanto la cocina de este país y en especial, la del sur. Pero luego me paro a pensar y no conozco casi nadie a quien no le guste la gastronomía de este lugar, una de las más apreciadas en todo el planeta: Pizza, pasta, tiramisú, son por todos conocidos… Pero ¿Conoces la peperonata?

Esta receta de pimientos confitados a la italiana o peperonata  te va a sorprender por su textura sedosa y su sencillez a la hora de prepararla. Es un plato muy versátil, primo hermano de la caponata siciliana, que sirve para rellenar tartaletas o canapés en fiestas y celebraciones o como plato principal. También resulta estupenda a modo de guarnición.

Su encanto reside en ser un plato muy saludable, cuya base es el pimiento y en esa mezcla entre dulce y salado que tanto divierte a nuestro paladar, algo similar a lo que ocurre en otras recetas de mi blog, como en la Berenjena a la miel de caña

Este juego de sabores es, en parte, debido a la miel, pero también a las tres variedades que intervienen en la receta de estos pimientos confitados: verde, rojo y amarillo, cada uno de ellos con diferente dulzor.

pimientos de colores para la peperonata
Los pimientos tienen más o menos dulzor según su color.

Vamos a reunir ya los ingredientes que necesitamos para esta receta de peperonata italiana para 2 personas:

  • Un trío de pimientos de colores
  • Media cebolla dulce
  • 20 cl de vinagre de manzana
  • 2 cucharadas de miel
  • Una cucharada de salsa de soja
  • Huevos (opcional)
  • Cilantro o perejil fresco

El modo de preparación de esta delicia italiana es de lo más sencillo:

  1. Limpiar y cortar los pimientos en tiras no muy gruesas. Cortar también la media cebolla.
  2. En una sartén amplia, poner a calentar tres cucharadas de aceite de oliva. Cuando esté caliente, añadir la cebolla junto a las tiras de pimiento y remover.  Tapar la sartén y bajar a fuego medio-suave de 12 a 15 minutos.
  3. Pasado este tiempo, agregamos el vinagre, la miel, la soja y la guindilla al gusto. Volver a tapar y continuar pochando unos 10 minutos más.
  4. Ahora, nuestra peperonata debe estar lista y podemos tomarla de diferentes modos. Yo voy a cuajarle huevos para aportar proteína. Podemos ponerle unas hierbas picadas frescas por encima.


Comparte esta receta


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad