Gazpacho de tomates cherry asados

Gazpacho de tomates cherry asados

Los gazpachos son casi una necesidad cuando aprieta el calor, y no solo en Andalucía donde vivo, sino en toda España, porque cada vez el calor ocupa una mayor parte del año y se extiende por más zonas del país. Hay muchas variedades según el lugar donde nos encontremos, pero este gazpacho de tomates cherry asados es un manjar que mucha gente aún no ha descubierto.

En el sur contamos con gran variedad de estos platos fríos de cuchara cuyos orígenes se remontan a la época de Al-Andalus, como por ejemplo la Sopa de almendras andaluza o Ajoblanco, el cual es una deliciosa mezcla de ajo, almendras y aceite de oliva y está considerado el «gazpacho» más antiguo de la península.

Todas estas sopas frías tienen como denominador común el uso del aceite de oliva que emulsiona la mezcla de ingredientes, consiguiendo una textura cremosa muy agradable en el paladar.

Normalmente para hacer un gazpacho usamos la verdura cruda, pero en esta receta vamos a hacer un gazpacho con verduras asadas. Esta pequeña diferencia va a hacer que el resultado sea diferente y muy sabroso, ya que vamos a hornear las verduras a baja temperatura durante bastante tiempo, consiguiendo así que nos queden casi caramelizadas y potenciando al máximo su sabor natural.

Además, el tomate cherry tiene un sabor muy característico y, junto con algunas hierbas aromáticas y otras verduras, hacen de esta crema un plato de sabor vibrante y al mismo tiempo muy saludable.

Esta receta no tiene dificultad si manejas el horno y la batidora con soltura.

Ingredientes para 4 personas:

  • 700 grs de tomates cherrys
  • 1 cebolla
  • 1/2 pimiento rojo de asar
  • 2 dientes de ajo
  • 1 rebanada pequeña de pan blanco
  • Albahaca fresca
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra molida

¿Cómo lo hago?

  1. Primero debemos hornear la verdura sin pelar, excepto la cebolla que si la pelamos. Precalentar el horno a 140 grados y una vez listo, hornear la verdura unos 50 minutos. Sacar y dejar enfriar.
  2. Pelar y quitar las pepitas al pimiento. Quitar la capa exterior de la cebolla y pelar los ajos. Los tomates, al ser tan pequeños, son difíciles de pelar así que usando el chino más tarde nos ahorramos el trabajo de hacerlo. Reservar el jugo que queda en la bandeja tras el horneado, ahí es donde se concentra todo el sabor.
  3. Poner toda la verdura en la batidora junto con 125 ml de aceite de oliva, la rebanada de pan mojada en el jugo del horneado de la verdura y un poco de sal. Batir hasta obtener una crema fina y homogénea.
  4. Pasar por el chino si una vez batido encontramos algún pellejito de tomate y esto nos molesta.
  5. Poner a enfriar en la nevera. Servir bien fresquito junto con algunas hojas de albahaca y pimienta negra recién molida.

Notas y sugerencias

Bueno, pues esta es mi presentación de este gazpacho de cherrys asados. Le puse la albahaca fresca cuando aún estaba templado y se puso muy oscura como puedes ver, así que no cometas el mismo error y ponla justo antes de servirlo, cuando ya esté fresquito, quedará de un color mucho más vivo.

En esta ocasión he preferido tomarlo solo, pero puedes ponerle parmesano rallado, bolas de mozzarella fresca si no eres vegano, e incluso unos picatostes, si es que no estás a dieta. En realidad, las posibilidades son infinitas.

Otro punto a favor de esta receta es que puedes degustarla también caliente, así que tenemos la versión de verano y la de invierno. Esto me recuerda a otra crema vegetal de origen ruso que te va a encantar: El Borsch.

Anímate a probarlo y compártelo con nosotros, nos encantará saber tu opinión.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.