Albóndigas en salsa receta

Albóndigas en salsa receta

Hay comidas que nos transportan a la casa de nuestras abuelas, donde todo ocurría alrededor de la cocina. Esta receta de albóndigas en salsa es uno de esos platos que requiere de un poco de tu tiempo, pero que merece la pena por el delicioso resultado.

Últimamente, leemos en muchos blogs de cocina «receta fácil y rápida» como un valor añadido, y no dudo que hay recetas ricas y sencillas, pero no nos engañemos, si quieres disfrutar de sabores de toda la vida, debes pisar el freno y dedicar un poco de tu tiempo al sagrado arte de cocinar. Al final, la diferencia de tiempo empleado no es tanto y como resultado, en lugar de un plato normalito, conseguiremos uno sublime. En conclusión, que donde ponemos amor y tiempo se nota, y mucho.

Seguramente sabrás que la albóndiga puede hacerse de cualquier cosa, aunque por sus orígenes árabes originalmente no se hacían de cerdo. A saber, de carne de pollo, ternera, choco, merluza e incluso seitán en su versión vegetariana y con un montón de salsas diferentes para acompañarlas y hacer barquitos de pan. Desde luego, hay donde elegir.

La salsa de almendras que te propongo en esta receta de albóndigas en salsa es perfecta, porque la almendra es un ingrediente muy versátil. Además, por la manera de prepararlas, quedan jugosas por dentro, sean de lo que sean. Nada de albóndigas secas, queremos jugosidad y mucho sabor.

almendras para salsa de albóndigas

Y para los que tenéis niños (yo tengo sobrinos, así que para mí también), a la hora de hacer las bolas, ellos son los primeros que se prestan, así que esta receta de albóndigas con salsa de almendras es perfecta para iniciarlos en el fascinante mundo de la cocina.

La dificultad … Yo diría que nivel 6 sobre 10. Más que nada porque hay que echarles un ratito, pero merece la pena.

Ingredientes para la receta de albóndigas en salsa para 4 personas:

  • 200 grs de carne picada de cerdo y 200 grs de carne de ternera. (O cualquiera de los otros ingredientes que te sugiero al inicio de la receta)
  • 2 o 3 dientes de ajo
  • 1 yema de huevo
  • 75 grs de pan blanco remojado en leche
  • Pimienta negra molida
  • Perejil
  • Zumo de medio limón
  • Media cucharada de comino
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Harina de freír
  • Sal

Preparación:

  • Poner en un bol los dos tipos de carne junto con los ajos y el perejil picados muy finamente.
  • Separar la yema de la clara de un huevo y añadir la yema a la carne junto con el jugo de medio limón.
  • Remojar el pan blanco en leche y añadir también junto con el perejil picado, la pimienta negra, el comino y la sal.
  • Amasar con las manos hasta que quede todo muy bien mezclado. Dejar reposar un ratito.
  • Hacer bolas con la masa y después pasar por harina.
  • Freír en abundante aceite caliente durante 2 o 3 minutos. Reservar.

Ingredientes para la salsa de almendras:

  • 150 grs de almendras
  • 3 tomates grandes maduros
  • 1 cebolla pequeña
  • Medio vasito de vino blanco seco
  • 1 cucharada de pimentón de la Vera dulce
  • 1 hoja de laurel
  • Sal y azúcar

Preparación

  1. Tostar las almendras en un poco de aceite del que usamos para freír las albóndigas. Retirar y reservar.
  2. Cortar la cebolla y sofreír unos minutos en el mismo aceite de las almendras. Cuando esté transparente, añadir la cucharada de pimentón y remover unos segundos y retirar la sartén del fuego.
  3. Rallar los tomates y añadir al sofrito de cebolla junto a la hoja de laurel, la pimienta, el azúcar y la sal. Sofreír a fuego medio suave durante 10 minutos.
  4. Echar el vino y las almendras tostadas. Remover bien. Reducir la salsa durante 15 minutos a fuego suave.
  5. Rectificar de sal, retirar la hoja de laurel y pasar la salsa por la batidora hasta obtener una textura fina. Al triturar las almendras, la salsa queda bastante clara, si no te gusta de ese color puedes ponerle un poco de azafrán o una pizca de colorante para dar un tono más anaranjado.
  6. Por último, incorporar las albóndigas y dejar un par de minutos a fuego suave, removiendo de vez en cuando con una cuchara de madera. Finalmente, servir con el acompañamiento que se prefiera.

Ideas

Esta salsa de almendras es muy versátil; Vale lo mismo para unas patatas asadas que para un pescado al horno y, como es un comodín culinario, te sacará de muchos apuros cuando no se te ocurra como acompañar algún plato. Incluso para amenizar una parrillada de verduras, si quieres darle un toque especial, va de maravilla. Así que si haces más cantidad y como en la nevera se conserva varios días, tendrás una estupenda salsa para otro plato que se te ocurra y gran parte del trabajo ya hecho.

En esta ocasión, he elegido una guarnición de verdura para nuestras albóndigas en salsa de almendras, aunque lo que me pedía el cuerpo eran unas patatas fritas, pero creo que ya de por sí las albóndigas son un plato contundente y meterle más calorías a nuestro organismo hubiera sido un exceso innecesario. Por ello hemos preparado una Col lombarda agridulce de un modo muy sencillo y rico. 



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.