Lasaña vegetariana

Lasaña vegetariana

Que ganas tenía de hacer esta receta. Me encanta la lasaña y la idea de hacer una lasaña vegetariana me rondaba por la cabeza hace tiempo. No sé por qué es un plato que reservo para ocasiones especiales, pero visto el resultado, desde ahora será una receta que haré en más ocasiones. Te voy a explicar como hacerla del modo más sencillo posible.

En primer lugar, quiero ser muy sincera porque lo único que me interesa es que te animes a preparar esta deliciosa lasaña vegetariana. Siempre defiendo la comida hecha en casa, pero en este caso he ahorrado bastante tiempo comprando un tomate frito estilo casero, que cuando no tengo mucho tiempo me saca de muchos apuros. Alguna vez lo he usado también en Bacalao con tomate recetas

Otro punto que nos va a hacer más fácil el proceso es preparar la bechamel un ratito antes de comenzar y sin complicarte demasiado. Yo aprendí de mis amigos de pequerecetas, os dejo el enlace para que la hagáis como ellos lo explican :Cómo hacer bechamel casera fácil

las placas de pasta para hacer lasaña vegetariana
Las placas de pasta para preparar lasaña deben hidratarse antes de su uso.

La dificultad de esta receta es sacar un ratito para dedicarle, pero por lo demás no tiene mayor complicación.

Vamos a ver que necesitamos para su preparación para 2 o 3 raciones:

  • 100 grs de placas de lasaña pre cocidas
  • 1 cebolla mediana
  • 3 dientes de ajo
  • 300 grs de tomate frito estilo casero
  • 300 grs de bechamel
  • 120 ml de vino tinto
  • 200 grs de tofu (yo he usado uno con sabor a almendras y avellanas, pero puedes usar el que quiera. Lo importante es que no sea muy blando)
  • Pimienta negra molida al gusto
  • 1 cucharada de orégano seco
  • Albahaca fresca
  • 100 grs de queso para gratinar
  • 80 ml de aceite de oliva

Ahora vamos para la cocina que empieza la acción:

  1. Poner a calentar una sartén con el aceite. Picar la cebolla y el ajo muy finamente y pochar a fuego suave.
  2. Cuando la cebolla esté transparente, añadir el tofu desmenuzado o rallado con un rallador. Echar a la sartén el vino, el orégano y la pimienta negra. Remover para sofreír todo junto durante unos 5 minutos, para que se evapore el alcohol.
  3. Incorporar el tomate frito y mezclar bien. Reservar.
  4. Cocer las placas de lasaña según las instrucciones del fabricante, mientras ponemos a precalentar el horno a unos 180 grados.
  5. En un molde para horno echar unas gotas de aceite y engrasarlo con la ayuda de un poco de papel absorbente. Poner un poco de tomate frito en el fondo y colocar la primera capa de placas de lasaña. Cubrir la capa con la salsa de tomate y tofu. Poner también un par de cucharadas de bechamel repartida en cada capa. Repetir el proceso hasta que acabemos con las placas.
  6. Terminar cubriendo la última capa con bechamel e introducir en el horno previamente precalentado unos 15 minutos.
  7. Por último, abrir el horno con cuidado y añadir el queso por encima. Gratinar unos 5 minutos. Servir con un poco de albahaca fresca.

 

 



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.